UN PASEO PARA CONOCER EL MUNDO DE ESTOS SERES MARAVILLOSOS .....

marzo 14, 2010

Piedra filosofal y piedra angular

(Notre Dame de París: representación de la Alquimia, que mantiene contra su pecho la escalera de los filósofos, en la mano izquierda un cetro y en la mano derecha un libro abierto y un libro cerrado, símbolo de una ciencia secreta - Fulcanelli - El secreto de las catedrales).
Varios sabios han observado que la catedral es la "summa" de la ciencia hermética. La cruz representada en su planta es el jeroglífico del crisol, en el que la materia se purifica de forma que renace espiritualizada.
Con la adjunción del ábside, es la imagen perfecta de la cruz con asa egipcia, que es también símbolo del planeta Venus. Así la planta del edificio cristiano, con la señal de la cruz, nos muestra la calidad de la materia prima y su preparación; para los alquimistas, esta indicación acaba con la obtención de la primera piedra, piedra angular de la Gran Obra Filosofal. En esta piedra Jesús edificó su Iglesia y los masones de la Edad Media siguieron de manera simbólica el ejemplo divino.
Sin embargo antes de ser tallada para servir de base a la piedra filosofal, esta piedra todavía bruta, impura, material y tosca era trabajada para representar la imagen del diablo.
Fulcanelli, que identificó una serie de bajorrelieves de inspiración alquímica en las catedrales de Notre Dame de París, Amiens y Bourgues, habla de una piedra esculpida en forma de diablo llamada Maitre Pietro del Cantone: en su enorme boca, los fieles apagaban sus velas. Esta figura representaba la materia inicial de la obra y al mismo tiempo el símbolo de la piedra filosofal (llamada también angular o clave de arco), sobre la cual se coloca toda la estructura del edificio. Aquí la alquimia se une realmente con la arquitectura.
La piedra angular es una imagen de Cristo y su continuador es Pedro. San Pablo escribió que los fieles parecían un edificio construido sobre los cimientos de los apóstoles y de los profetas y cimentado por la piedra angular, que es Cristo.
Más que la piedra de los cimientos, es la clave de la bóveda,es decir, la razón de ser de la construcción, sobre la que convergen todos los impulsos para ser armoniosos.
La piedra filosofal, que permitiría la transformación de los metales en oro, es también la imagen de la esencia divina, presente en el hombre, la almendra (en hebreo, Luz), es decir, una pequeña parte que no se destruye con la disolución de la carne. En ella se concentra toda la esencia luminosa de la persona; es una imagen microscópica del betilo, el mismo que Jacob encontró en Betel, en el que reconoció la poderosa huella de Dios. recordemos que en este lugar Jacob tuvo una visión de la escalera y reconoció la morada de Dios. Cada uno de los santuarios verdaderos cumple la función de escalera que permite alcanzar un estado superior.
Por tanto, podemos suponer que el objetivo último de la obra hermética consiste precisamente en obtener esta piedra interior, Luz, que puede proyectar sobre los metales la luz que la constituye.
Los metales pueden ser considerados "la sangre" de la tierra, una materia magmática y caótica, que tiene necesidad de una forma y de un orden. De mismo modo, el ser humano tiene necesidad de un orden que pueda liberarlo del poder total de la tierra, sin privarlo de las influencias vivificadoras.
La materia puede ser siempre el soporte de la realización espiritual, que una vez alcanzada confiere un poder ulterior sobre la misma materia. La carne, la tierra, las piedras utilizadas en las catedrales son elementos vinculados por una estrecha analogía, símbolos de la materia prima sobre la que hay que cumplir el trabajo alquímico para que pueda tomar forma.
(Los secretos de las catedrales)

1 comentario:

  1. Tus publicaciones siempre tienen la habilidad de motivar los sueños y abrir la mente a esa magia de lugares sagrados, exponer detalles hace que el lector pueda descubrir que en ti se puede confiar, en tu espiritualidad y tu deseo incontenible de que los seres humanos caminemos por el sendero de la felicidad!

    ResponderEliminar