UN PASEO PARA CONOCER EL MUNDO DE ESTOS SERES MARAVILLOSOS .....

enero 07, 2010

El dedo de Colón


Al final de las Ramblas de Barcelona, junto al mar, se encuentra desde el 1 de junio de 1888 el emblemático monumento a Cristóbal Colón. Este histórico conjunto monumental que llega a unos 60 mts. de altura, fue diseñado según el proyecto de Gaieta Buigas e incluye en la base esculturas de leones de Agapit Vallmitjana, grupos escultóricos  (hechos por Eduard Batista, Francesc Pages, Manel Fuxa y Josep Gamot) dedicado a ilustres catalanes que ayudaron a Colón. Sobre esta base escultórica surge la columna central del monumento (por donde circula el ascensor desde el subterráneo de la base), con una esfera acristalada al final (que es hoy un modesto mirador del puerto y la ciudad) y, culminando el conjunto, la gran estatua que hizo Rafael Atché dedicada a Cristóbal Colón. La estatua tiene 7,20 m de altura y el almirante de pie, tiene un brazo extendido señalando con su dedo índice una misteriosa dirección hacia el mar. Este monumento (que tanto desagradó a Josep Pla) fue, según rezan las crónicas de la época, la joya popular de la Exposición Universal de 1888 en Barcelona, siendo su coste elevado y su construcción complicada, pues la altura y el peso de los elementos obligó a idear ingeniosos métodos de construcción.
Es en relación a esta estatua de Colón que le invitamos a dos consideraciones especiales. Si visita el Museo del Calzado de Barcelona allí podrá observar un modelo exacto de "los zapatos de la estatua" y verá que éste calza un 168. Recordando que "un punto de zapatero" son 2/3 cm. el zapatito del museo mide 112 cms, lo que corresponde bien con la altura de 720 cms de la estatua. Por tanto, bravo el escultor Atché por esta precisión.
El otro aspecto geométrico tremendamente polémico desde 1888 (y sigue) es la dichosa dirección del dedo de Colón, ante la cual, los visitantes de buena fe acostumbran a exclamar: "señala cómo ir hacia a América". Este dedo señala el mar de delante y por tanto siguiendo su dirección llegaríamos posiblemente a Génova y hasta la India (lo que quería encontrar Colón), pero no señala la dirección de América (lo que descubrió el almirante).
Si la misión del dedo era simplemente señalar el mar, para una indicación tan obvia no tenía sentido hacer la escultura en esta pose. Si el dedo quería indicar realmente la ruta hacia el Nuevo Mundo, la estatua hubiese tenido que ser girada y el dedo apuntar hacia las montañas, con lo cual un Colón de espaldas al mar invitando a visitar el Tibidabo hubiese sido francamente sorprendente.... (Claudi Alsina)

1 comentario:

  1. El dedo nunca puede señalar Genova, pues señala los 185º, y Genova se encuentra en una latitud mas cercana al norte que Barcelona.
    Puede decirse que señala Mallorca o Ibiza, mas o menos. La realidad es que señala entre las dos islas hacia Africa.
    http://www.xpoferens.cat/46.html

    ResponderEliminar